Betaína: Arregla el daño producido por el alcoholismo

5215
Betaína
Betaína

Betaína, un aminoácido imprescindible para nuestra salud

La Betaína es un aminoácido que ha probado tener beneficios potenciales para luchar contra las enfermedades del corazón, prosperar la composición anatómico y asistir a acrecentar la ganancia muscular y la pérdida de grasa debido a su capacidad para fomentar la síntesis proteica en el organismo.

Si bien ha sido estudiada por sus efectos positivos, se ha incluido en la prevención de enfermedades cardiacas a lo largo de cierto tiempo y se ha incluido en el ejercicio y suplementos químicos en polvo proteínico y otros productos. La betaína es un derivado de la colina. En otras palabras, la colina es un predecesor de la betaína y ha de estar presente a fin de que el nutriente sea sintetizado en el cuerpo.

Betaína, un aminoácido imprescindible para nuestra salud
Betaína, un aminoácido imprescindible para nuestra salud

¿Qué es la Betaína?

La Betaína es un compuesto químico que se halla naturalmente en el cuerpo humano, como en muchos animales y plantas. Su función en los organismos en los que se halla es por norma general exactamente la misma, puesto que el nutriente tiene como efecto la retención de agua en las células y la protección contra condiciones ambientales desfavorables. Apartado por vez primera de la remolacha, el nutriente asimismo se halla en buenas concentraciones en alimentos como la espinada y los mariscos.

Beneficios de la Betaína:

Reducir el peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares:

Como hemos visto previamente, la capacidad de la Betaína, como donante de conjuntos metilos, para reducir los niveles de homocisteína en la sangre es bastante notable, y esta substancia se reduce a la metionina inofensiva.

Apoyo a la función hepática y a la digestión:

Cualquier digestión requiere que el medio sea ácido (estómago) para efectuarlo adecuadamente. Si este nivel de acidez no es suficientemente alto, el organismo no va a poder digerir los comestibles en nutrientes (descomponiéndose en cadenas moleculares) y ser absorbido más tarde.

Apoyo a la función hepática y a la digestión:
Apoyo a la función hepática y a la digestión:

Ayuda a arreglar el daño anatómico del alcoholismo:

La betaína se usa para tratar el daño hepático alcohólico que provoca la acumulación de grasa en el hígado. Este nutriente tiene efectos lipotrópicos( reducción de la grasa), se ha probado que mejora significativamente la sanación de la enfermedad hepática grasa ayudando al hígado a procesar y suprimir grasas.

Ayuda a calmar el dolor:

Diversos estudios han probado que la betaína puede favorecer de forma positiva a aquellos con dolor muscular y dolor. En una investigación en caballos, los niveles de ácido lactato (asociados con la fatiga muscular) fueron menores tras el ejercicio cuando los caballos recibieron nutrientes auxiliares.