Causas del mal aliento

3726
Mal aliento
Mal aliento

Mal aliento: cuáles son sus causas

Dicen que la primera impresión es la que vale. Por lo que, seguramente, le gustaría ser grabado en la mente de alguien por sus características y no por su mala salud bucal.

Según los estudiosos, el mal aliento es una cuestión a la que todos se enfrentan y no hay nada vergonzoso en ello. Puede que no seas consciente de eso, ya que no puedes reconocer tu propio olor malo y a la mayoría de los individuos no les gusta esto. Al menos no puedes darte cuenta de que tienes mal aliento, ya que estás tan acostumbrado a esto.

Puede que no lo conozcas, pero también hay una prueba para ver si tienes mal aliento. Sólo tienes que lamerte la mano y luego de 10 segundos, olerlo. Si huele mal, es víctima de halitosis o mal aliento. Así que, primero, tienes que entender lo que te está haciendo presentar el problema. Los Estudiosos aseguran que una limpieza bucal pésima y caries son algunas de las razones.

Dicen que la primera impresión es la que vale. Por lo que, seguramente, le gustaría ser grabado en la mente de alguien por sus características y no por su mala salud bucal.
Dicen que la primera impresión es la que vale. Por lo que, seguramente, le gustaría ser grabado en la mente de alguien por sus características y no por su mala salud bucal.

Los problemas de salud, como desnutrición, diabetes, sequedad de boca, sinusitis y trastornos gastrointestinales también provocan halitosis. Los científicos explican que los motivos más comunes de mal aliento:

1. Mala limpieza bucal:

Esa es la causa más popular, pero justamente ignorada, del mal aliento. No cepillarse los dientes o no usar hilo dental regularmente, especialmente por la noche, es capaz de generar placa en los dientes irritando las encías y, por lo tanto, creando bolsos entre los dientes y las encías. Algunas bacterias con mal olor se encuentran en la lengua que liberan gases de azufre responsables del olor fuerte.

2. ¿Qué estás comiendo?

Las comidas con olor o sabor intenso pueden provocar el llamado aliento. De esta forma, ingerir ajo, cebollas y ciertas especias a menudo pueden desarrollar la respiración con mal olor. La cafeína y la bebida alcohólica con su fuerte aroma colaboran también. El olor continúa en su boca y en el momento en que la comida se mueve a través del sistema, libera sustancias químicas que exhalamos a través de los pulmones. El hilo dental y el enjuague bucal ocultan provisionalmente el mal olor.

3. Fumar:

Si fumas o masticas tabaco, los productos químicos tienden a permanecer en la boca. Además de causar ese mal olor, se marca los dientes y reduce la eficacia de entender el sabor de la comida.

4. Boca seca:

Si consume mucha cafeína o respira a través de la boca, es significativo reexaminar sus costumbres. Por eso, su boca no está produciendo saliva suficiente para quitar las células muertas que se acumulan en la lengua y encías. Estas células muertas se descomponen y hacen que la boca huela mal. El ronco incluso puede agravar la boca resecada que es una causa del temido aliento MATUTINO.

Si fumas o masticas tabaco, los productos químicos tienden a permanecer en la boca. Además de causar ese mal olor, se marca los dientes y reduce la eficacia de entender el sabor de la comida.
Si fumas o masticas tabaco, los productos químicos tienden a permanecer en la boca. Además de causar ese mal olor, se marca los dientes y reduce la eficacia de entender el sabor de la comida.

5. Reflujo ácido:

Es el atrasado flujo de alimentos no digeridos o ácidos estomacales en su esófago. Esos ácidos fluyen de vuelta a la garganta causando un mal sabor en la boca. Esto aparece en forma de eructos y, por lo tanto, apesta.