Medicina casera para que cures la tos de un niño

2267
Medicina casera para curar la tos sel niño

La mayoría de las madres que tienen niños pequeños se preocupan cuando ellos se enferman, pero principalmente cuando tiene tos.

Pero ¿Estas al tanto que hay mucha medicina casera para curar esta enfermedad de tu hijo?

Se lo angustiante que es tener un niño enfermo ya que soy madre y voy a relatar un poco de mi experiencia.

Hace un par de meses, estuve indagando en la web sobre medicina casera para darle de tomar a mi hijo y no te imaginas lo que sucedió.

Descubrí recetas que con pocos ingredientes fácil de conseguir y hasta los utilizas comúnmente en casa puedes lograr curar a tu hijo de esa molestia de tos.

Obvio antes de colocarlas en práctica solicite asesoría a la pediatra, no quería tomar riesgos por no tener conocimiento en la materia.

La pediatra me dijo que sería una buena opción, pero también le suministre los medicamentos indicados por ella lo hice para complementar el tratamiento.

Y lo sorprendente es que vi la mejora en pocos días y por ello quiero compartir mi experiencia y ayudarte a solucionar unos cuantos problemas que quizás tienes sobre esta enfermedad y como curarla en casa.

Medicina casera

Medicina casera que puedes preparar en casa para aliviar la tos

Aloe Vera (Sábila)

La sábila es un increíble antitóxico y antimicrobiano. Es astringente, analgésico y anticoagulante.

Es un vigoroso estimulante del crecimiento celular. La tintura o el zumo diluidos en agua a partes iguales usadas varias veces en forma de gárgaras de 3 a 4 minutos, actúa eficazmente contra los dolores dentales y de las encías, aftas, laringitis, disfonía amigdalitis, anginas, placas y cualquier afección bucal o faríngea.

Puedes realizar para la tos el siguiente batido.

Ingredientes

  • Pulpa de un mango bien maduro.
  • 3 cucharadas de cristales de sábila.
  • 1 cucharada de miel de abejas.
Aloe vera

Preparación

  • Pela la hoja de sábila con un cuchillo, después lavarla con agua y cortar la pulpa en cubos.
  • Retira la cascara del mango con un cuchillo y corta la pulpa en cubos
  • Vierte estos dos ingredientes en el vaso de la licuadora y agrega la miel licua todos estos ingredientes coloca la preparación en un frasco de vidrio esterilizado y deja reposar por unos minutos y se toma una cucharada sopera cada tres horas.

Caldo de pollo

Es un alimento muy bueno para dar suficiente fuerza al organismo y más cuando los niños no quieren comer por la misma molestia de la tos.

El caldo de pollo ayuda a estimular los huesos y a fortalecer las partes o zonas débiles del cuerpo.

Contiene altos niveles de hierros y vitaminas favorables para el mismo.

Ingredientes

  • 1 pierna de pollo.
  • 1 litro de agua.
  • 2 Cucharadas de sal (400 gramos).
  • 2 apios (200 gramos).
  • 2 cebollas.
  • 3 cucharadas de aceite

Preparación

  • Lava las verduras luego corta las cebollas en cuadros y luego los apios, después lo colocas en una olla con un poco de aceite sofríe hasta que tome un color dorado.
  • Luego vierte el agua y dejas que este hierva a fuego medio, al pasar este proceso adicionar la pierna de pollo.
  • Colócale sal al gusto y deja cocinar por 20 minutos aproximadamente.

Te de jengibre

Este es un té muy práctico, para aliviar tenciones de la respiración.

Es una estupenda medicina natural, para evitar los malestares generales del niño.

Para muchas personas es muy raro escuchar que este elemento tiene la posibilidad de aliviar el cuerpo en menos de 20 minutos, porque cuenta con una cantidad de proteínas y minerales que son inexplicables.

Ingredientes

  • 3 jengibres.
  • 1 limón.
  • 2 vasos de agua (400ml).
  • 1 cucharada de miel (10ml).

Preparación

  • Retira con una cucharilla la piel del jengibre y luego pica en ruedas y agrégalos a una olla junto con agua.
  • Deja que hierva unos 20 minutos.
  • Deja reposar y lo pasaras a una jarra donde agregas el limón y si es de tu gusto puedes añadir miel.

Espero que pongas en práctica estas tres recetas de medicina casera y obtengas los mismos buenos resultados que obtuve con mi niño.

Ya que es reconfortante ver que tu hijo tiene un mejor semblante y que es el niño enérgico que brinca y salta por toda la casa.

No dudes en compartir estas buenas prácticas con tus amigos y familiares puedes ayudar a otros a combatir esta enfermedad utilizado la medicina casera.