Sal de epsom para purificar la sangre

4853
Sal de epsom
Sal de epsom

Sal de Epsom, qué es y cuáles son sus beneficios

La Sal de Epsom es un compuesto mineral compuesto de magnesio y sulfato que puede añadirse al baño, ingerirse o bien diluirse en agua para relajar el organismo.

De esta forma, la Sal de Epsom ayuda a regular los niveles de magnesio en el cuerpo, lo que conduce a la producción de serotonina, que es una hormona que calma y ayuda a relajarse.

Además de esto, los niveles regulares de magnesio asisten a prevenir inconvenientes cardíacos, infarto cerebral, osteoporosis, artritis, inconvenientes digestibles y fatiga crónica.

Sal de Epsom, qué es y cuáles son sus beneficios
Sal de Epsom, qué es y cuáles son sus beneficios

Al tiempo que el magnesio actúa en cuestiones esenciales de nuestro organismo como la regulación del funcionamiento de más de trescientos cincuenta y dos enzimas, la reducción de la inflamación, la función inquieta y muscular y la prevención del endurecimiento de las arterias, los sulfatos son útiles para el cuerpo humano con relación a el incremento de la absorción de nutrientes, la supresión de toxinas y el alivio de los cefaleas generados por la jaqueca.

Con esto, no es sorprendente que, al estar formado por estas 2 substancias, la sal de epsom aporte distintos beneficios a la salud y la belleza.

A continuación, compartimos algunos de sus principales beneficios:

Estimula el buen humor:

En el momento en que una persona se estresa, su cuerpo se vuelve pobre en magnesio y sus niveles de adrenalina aumentan.

La sal de Epsom puede asistir en este sentido al disolverse en agua caliente y emplearse en un baño.

Prevención de enfermedades cardíacas y porifica la sangre
Prevención de enfermedades cardíacas y porifica la sangre

Siendo absorbido de forma fácil por la piel, el producto va a ayudar a reaprovisionar el cuerpo con magnesio, lo que contribuirá a la producción de serotonina, una substancia química del cerebro que estimula el buen humor y da una sensación de relajación y calma.

Calma los calambres musculares:

Otra ventaja de un baño caliente preparado con sal de epsom es el alivio que trae a los músculos, calmando el dolor y las inflamaciones.

Tras un día que sus pies estén doloridos de tanto pasear, el consejo es hacer una mezcla de agua caliente y media taza del compuesto para sentirse más cómodo con el dolor.

Prevención de enfermedades cardíacas y porifica la sangre:

Un beneficio conocido de la sal de epsom es la mejora que aporta a la salud del corazón, previniendo contra la enfermedad cardíaca y el ictus.

Esto es debido a que la sal de epsom mejora la circulación sanguínea, resguarda la elasticidad de las arterias y previene los coágulos de sangre, lo que asimismo ayuda a reducir el peligro de muerte ocasionado por un ataque repentino al corazón.