Osteoporosis: síntomas, tratamiento, causas y más

3852
Osteoporosis
Osteoporosis

Cuando pasamos por un chequeo médico, nuestras mayores preocupaciones son la presión alta, la diabetes y otras enfermedades de las que oímos charlar habitualmente, mas una de ellas ha de ser mejor monitorizada: ¡la osteoporosis! La osteoporosis es una enfermedad crónica que se identifica por una minoración de la masa ósea anatómico, con la aparición de huesos huecos, finos y débiles, haciéndolos más propensos a fracturas.

Síntomas de la osteoporosis
Síntomas de la osteoporosis

Puede suceder en mujeres tras la menopausia, en hombres tras los cincuenta años (o bien aun más jóvenes debido a otra enfermedad anterior), personas que emplean fármacos crónicamente como corticosteroides y personas que reciben tratamiento para el cáncer de mama o bien próstata que utilizan fármacos para inhibir las hormonas sexuales (estrógeno y andrógeno).

Tratándose de una enfermedad relacionada primordialmente con el envejecimiento, se espera que la prevalencia de la enfermedad medre, en tanto que la población de todas y cada una de las zonas del planeta está avejentando.

Síntomas de la osteoporosis

Se acostumbra a decir que la osteoporosis es una enfermedad sigilosa, puesto que los que tienen generalmente no notifican de un síntoma obvio, por servirnos de un ejemplo, fiebre o bien tos como en una gripe. No obstante, en la literatura científica ya se ha hablado de que la osteoporosis puede ocasionar un síntoma muy común: ¡el dolor! Hay múltiples teorías que explican por qué razón la osteoporosis puede ocasionar dolor, una de ellas sería que la destrucción del hueso (resorción ósea) produce un entorno ácido que causa dolor.

Una causa común de dolor en la osteoporosis es la fractura de vértebra: puede suceder que la persona presente un dolor de espalda que jamás se ha investigado y, cuando se efectúa la radiografía, aparece meridianamente una vértebra torácica o bien lumbar fracturada, que es la causa del dolor.

Otra cuestión esencial que cabe nombrar es la inflamación crónica de bajo grado y persistente asociada al envejecimiento y que está relacionada con múltiples problemas médicos en ancianos como enfermedades cardiovasculares, anemia crónica de bastante difícil tratamiento, síndrome metabólico, infecciones y la propia osteoporosis, entre otros muchos.

¿De qué forma identificar la osteoporosis?

La consulta médica con el especialista es fundamental, puesto que el médico, mediante la historia clínica del paciente y del examen físico, puede sospechar de la enfermedad y pedir análisis de sangre, orina, imagen (radiografía de columna) para asistir en el diagnóstico y la densitometría ósea (DEXA).

La densitometría es un género de rayos X que se utiliza para cuantificar la masa ósea. Se trata de un examen parcialmente fácil de efectuar – no es preciso ningún preparado singular o bien ayuno, solo se deben eludir los antídotos que contengan calcio. El examen dura entre quince y treinta minutos.

¿De qué forma identificar la osteoporosis?
¿De qué forma identificar la osteoporosis?

Conforme el resultado de la densitometría, el médico determina si el paciente tiene masa ósea normal, tiene osteopenia (fase entre el hueso normal y el hueso con osteoporosis) o bien osteoporosis. Los Pacientes que tienen fractura por hueso débil son ya considerados pacientes con osteoporosis establecida. El médico asimismo puede calcular el peligro de fractura del paciente basándose en factores de peligro, como antecedentes familiares de fractura de cadera, tabaquismo, etilismo, antecedente de artritis reumatoide, densidad mineral ósea, entre otros muchos factores.

¿La osteoporosis tiene cura?

Desgraciadamente, del mismo modo que la presión alta, la osteoporosis no tiene cura, mas sosegada, se puede supervisar con el tratamiento conveniente. El propósito del tratamiento de la osteoporosis es exactamente eludir que el paciente se fracture. ¿Y si el paciente ya tiene una fractura anterior? En un caso así, el propósito del tratamiento es eludir que el paciente tenga nuevas fracturas. Sabemos que cuanto más se fracturan los pacientes, más peligra su calidad de vida. El tratamiento de la osteoporosis incluye medidas no medicamentosas y medicamentosas.

Osteoporosis y nutrición

Las medidas no medicamentosas incluyen una ingesta conveniente de calcio mediante la nutrición y la adición si el médico o bien dietista estima que el paciente no está ingiriendo la cantidad diaria precisa.Además, a fin de que el calcio sea apropiadamente absorbido en el intestino, es preciso que estemos completos en vitamina liposoluble de tipo D. por medio de la exposición al sol, de los rayos del tipo ultravioleta B, nuestro organismo sintetiza la vitamina liposoluble de tipo D. Desafortunadamente, no nos exponemos al sol adecuadamente, pues vivimos en entornos cerrados en nuestros turismos, residencias o bien trabajo. En consecuencia, los médicos pueden aconsejar la adición de vitamina liposoluble de tipo D teniendo presente los niveles séricos perfectos.

Fracturas por osteoporosis

Es esencial rememorar que las fracturas por osteoporosis se generan debido a traumas de bajo impacto como la caída de su altura. Así, el cuidado dentro de la casa (eliminar alfombras escurridizas, emplear barras de apoyo en el baño / ducha, iluminación conveniente de los ambientes, utilización de la barandilla en las escaleras, etcétera), en el ambiente de trabajo y en ambientes externos (calles, calzadas) son esenciales para eludir las caídas.

Tratamiento de la osteoporosis

En lo que se refiere al tratamiento medicamentoso, el médico determinará cuál es la opción mejor para cada caso. Existen múltiples géneros de fármacos para la osteoporosis que pueden administrarse por vía oral día a día, cada semana o bien cada mes; asimismo existen fármacos de empleo subcutáneo diario o bien semestral y Fármacos de empleo intravenoso anual. Lo más esencial es que el paciente tome apropiadamente el fármaco prescrito, sin olvidar las dosis, por el hecho de que si no toma adecuadamente la medicación se pierde la protección que le ofrece el fármaco.

Por último, la osteoporosis es una enfermedad común en el mundo entero, asociada al envejecimiento de la población y cuya peor consecuencia son las fracturas por debilidad ósea, que pueden comprometer la independencia del paciente. No obstante, la osteoporosis tiene tratamiento y las fracturas pueden evitarse. Consulte a su médico y hable con él sobre esto.