Hábitos a seguir para una vida longeva

308
Hábitos a seguir para una vida longeva
Hábitos a seguir para una vida longeva

Bastante gente piensa que la longevidad está determinada por la genética. No obstante, los genes desempeñan un papel mucho menor de lo que se creía en un comienzo.

En cambio, factores ambientales como la dieta y el modo de vida se consideran los primordiales determinantes.

Conoce, a continuación, algunos de los principales hábitos a seguir para tener una vida ligera:

Evite comer demasiado

La conexión entre la ingestión de calorías y la longevidad produce hoy en día un enorme interés.

Las investigaciones prueban que una reducción del 10% al 50% en la ingesta normal de calorías puede acrecentar la vida máxima, cuando menos en ciertos estudios con animales.

Evite comer demasiado
Evite comer demasiado

Los estudios efectuados en poblaciones humanas reconocidas por la longevidad asimismo muestran vínculos entre la baja ingesta calorífica, una vida útil prolongada y una menor probabilidad de enfermedad.

Además de esto, la limitación calorífica semeja estar relacionada con una reducción del exceso de peso anatómico y de la grasa de la barriga, que están vinculados a vidas más cortas.

Dicho esto, la limitación calorífica en un largo plazo es de forma frecuente insostenible y puede incluir efectos secundarios negativos, como el incremento del apetito, la baja temperatura anatómico y la disminución del deseo sexual.

Si la limitación calorífica retrasa el envejecimiento o bien extiende la vida en humanos, aún no se entiende plenamente.

Consume semillas oleaginosas

Son ricas en proteínas, fibras, antioxidantes y compuestos vegetales ventajosos.

Las nueces asimismo son una enorme fuente de múltiples vitaminas y minerales, como cobre, magnesio, potasio, folato, niacina y vitaminas B6 y E.

Múltiples estudios muestran que las nueces tienen efectos ventajosos sobre enfermedades cardíacas, presión alta, inflamación, diabetes, síndrome metabólico, niveles de grasa en el estómago e inclusive ciertas formas de cáncer.

Tratándose de ancianos, en una investigación reciente se observó que los individuos que consumieron cuando menos tres porciones de nueces a la semana presentaron un peligro un 39% menor de muerte prematura.

De la misma forma, 2 revisiones recientes, que incluyeron más de trescientos cincuenta sujetos, observaron que aquellos que comían nueces tenían un peligro entre un cuatro y un veintisiete por ciento menor de fallecer a lo largo del periodo de estudio, con la mayor reducción para aquellos que comían una porción de nueces al día.

Come vegetales
Come vegetales

Come vegetales

El consumo de una enorme pluralidad de comestibles vegetales, como frutas, vegetales, nueces, semillas, cereales completos y judías, puede reducir el peligro de enfermedades y fomentar la longevidad.

Por servirnos de un ejemplo, muchos estudios asocian una dieta rica en plantas con un peligro menor de muerte prematura. Asimismo se ha asociado con un peligro bajo de cáncer, síndrome metabólico, enfermedades cardíacas, depresión y deterioro cerebral.

Estos efectos se atribuyen a comestibles vegetales ricos en diferentes nutrientes y antioxidantes, incluyendo los polifenoles, los carotenoides, el folato y la vitamina C.

En consecuencia, múltiples estudios vinculan dietas vegetarianas y veganas, que son naturalmente más altas en comestibles vegetales, con un peligro entre un doce y un quince por ciento menor de muerte prematura.

Exactamente los mismos estudios asimismo señalan un peligro entre el veintinueve por ciento y el cincuenta y dos por ciento menor de fallecer de cáncer o bien de enfermedades cardiacas, nefríticos o bien relacionadas con hormonas.

Podemos destacar que ciertos estudios señalan que el peligro de muerte prematura y de determinadas enfermedades aumenta con el mayor consumo de carne.

No obstante, otros notifican de vínculos inexistentes o bien considerablemente más enclenques, y los efectos negativos semejan estar relacionados particularmente con la carne procesada.

Vegetarianos y veganos asimismo acostumbran a ser más siendo conscientes de la salud que los que consumen carne, lo que podría explicar por lo menos parcialmente estos descubrimientos.

Una cosa está clara – es muy posible que comer muchos comestibles vegetales favorezca a la salud y a la longevidad.