Estos hábitos son los peores para tus dientes

3170
Estos hábitos son los peores para tus dientes
Estos hábitos son los peores para tus dientes

Conoce los peores hábitos para tus dientes

Nuestros dientes son una de las partes más débiles de nuestro cuerpo: la mayor parte de los daños ocasionados a ellos no pueden ser revertidos y han de ser reparados por un dentista. Los dientes son sensibles a cambios de temperatura, determinados comestibles e inclusive la menor presión a lo largo del cepillado puede provocar daños en el esmalte.

Ingerir azúcar favorece la caries
Ingerir azúcar favorece la caries

Aparte de su papel en la digestión, los dientes rectos, blancos y sanos son, en muchos sentidos, sobre la estética, por el hecho de que asociamos instintivamente los dientes bonitos a la salud. Todavía de esta forma, sostener a nuestros blancos perlados puede ser bastante difícil y en ocasiones no podemos identificar lo que está ocasionando un inconveniente bucal, así sea decoloración, caries o bien inconvenientes de encía.

Pensando en ello, a continuación presentamos algunos de los peores hábitos para tus dientes:

Ingerir azúcar favorece la caries

Si algo sabe a dulce, seguramente sea malo para los dientes, si bien se comercialice como algo bueno para ti. Sí, hablamos del elevado número de vitaminas y suplementos vendidos para pequeños y adultos en forma de goma.

Si bien estas vitaminas son amenas, coloridas y ventajosas para sus necesidades nutricionales, muchos dentistas resaltan que son una de las peores cosas que para la salud bucal, en tanto que unas partes de la goma dulce pueden quedar atrapadas entre los dientes y suministrar una genial alimentación para diferentes bacterias, incluyendo las que ocasionan caries y enfermedades en las encías.

Otra opción alternativa es, naturalmente, cambiar a vitaminas tradicionales envasadas en forma de cápsula o bien pastilla.

Comerse las uñas afecta el esmalte bucal, los dientes y la quijada

Es claramente cierto que morderte las uñas puede ocasionar uñas rotas, ¿mas sabías que eso puede afectar a tus dientes?

En casos más ligeros, morderse las uñas va a hacer que el esmalte, el recubrimiento protector más externo de sus dientes, se rompa y lasque, lo que da un camino de entrada a las bacterias y puede fomentar caries. Además de esto, los dientes de los pacientes que continuamente se muerden las uñas pueden en ocasiones mudar con el tiempo, lo que crea una desapacible brecha entre los dientes.

En casos graves, morder uñas se asoció con dolor en la quijada y cefaleas ocasionados por la tensión de la quijada, conque eso es claramente más serio de lo que pensábamos.

Comer en muchas ocasiones al día aumenta el peligro de caries

Comer pequeñas comidas normalmente es ventajoso para el perder peso y para la salud digestible general, mas los dentistas advierten que hacerlo con mucha frecuencia puede hacerlo más propenso a desarrollar caries.

Comer en muchas ocasiones al día aumenta el peligro de caries
Comer en muchas ocasiones al día aumenta el peligro de caries

Esto es debido a que la nutrición aumenta el nivel de pH en su boca y crea un entorno más ácido, que continúa a lo largo de otros veinte a treinta minutos tras comer hasta el momento en que su saliva anula. Un entorno ácido es malo para los dientes, por el hecho de que está conectado a la caries bucal.

Tomar agua con gas puede hacer que tus dientes se vuelvan sensibles

Todas y cada una de las bebidas gaseosas, así sea refresco, agua con gas o bien vino espumoso, pueden afectar a su salud bucal. Si bien las bebidas no azucaradas pueden ser menos perjudiciales que los refrescos, son aun peores para los dientes que el agua normal, por el hecho de que crea un entorno ácido que conduce a la desmineralización, un proceso a lo largo del como se rompe el esmalte de los dientes.

La ausencia o bien falta de esmalte bucal, por su parte, puede llevar a la decoloración, máculas y caries.

Fumar puede manchar tus dientes y fomentar caries

Todos hemos siendo conscientes de los efectos desfavorables del tabaquismo sobre la salud respiratoria y cardíaca, mas fumar asimismo puede ser una amenaza para su salud bucal, afectando a sus dientes, boca y encías. Los dentistas apuntan que tanto los tejidos blandos como los dientes pueden verse perjudicados por el humo, y resulta más probable que los fumadores tengan dientes amarillentos y manchados, inconvenientes de encías y también infecciones recurrentes.